Días atrás, el gobierno provincial anunció una serie de trabajos a realizarse en el curso de agua. La Red del Río Luján advirtió sobre los riesgos que pueden ocasionar el ensanche y rectificación.

En la vecina localidad de Luján se conoció la preocupación de integrantes de grupos ambientalistas sobre obras que están proyectadas a realizarse en el Río Luján.

En su edición digital, EL Civismo puso en relieve la postura puesta de manifiesto por «La Red del Río Luján», donde hacen referencia al impacto negativo que podrían tener algunos de los trabajos que están pensado realizarse.

Hace pocos días, desde el gobierno provincial informaron que en breve se comenzará con una importante obra sobre el mencionado curso de agua, situación que generó el rechazo por parte de los ambientalistas y vecinos que conforman la Red del Río Luján, donde puntualmente rechazaron el ensanche y la rectificación del curso de agua, al tiempo que advirtieron sobre los riesgos que pueden ocasionar esos trabajos.

“El gobierno (provincial) elaboró un plan de obras hidráulicas para reducir las inundaciones. Una de ellas consiste en ensanchar y rectificar el cauce del río en tres tramos, que en conjunto suman 50 kilómetros. Esto quiere decir que más de un tercio de la longitud del río se convertirá en un canal”, indicaron a través de un petitorio digital para oponerse al proyecto de readecuación del río Luján.

El Civismo precisó que La Red está integrada por un conjunto de organizaciones ambientalistas y vecinos de la Cuenca del Río Luján. A través de un video se refirieron a las razones de por qué se oponen a algunas de las obras hidráulicas programadas, al tiempo que enumeraron las problemáticas que traerían si se avanzan con los trabajos.

En esa línea, puntualizaron que “nos oponemos a esta obra por razones jurídicas, ambientales y socioeconómicas”. Respecto al primer punto, detallaron que “esta obra de rectificación ha violado la normativa vigente que obliga a llevar adelante una audiencia pública que nunca se realizó, que era la oportunidad para que la ciudadanía pudiera exponer su opinión al respecto”. Además, expusieron que “el Consejo Consultivo, que es el espacio que prevé la ley para que la comunidad pueda expresarse, nunca fue creado. Por eso, decimos que falta institucionalidad y participación ciudadana”.

Por otra parte, explicaron que las obras previstas “no resuelven las inundaciones. Las urbanizaciones y barrios privados que se han apropiado de humedales rellenando ilegalmente las tierras públicas a la vera del río no han sido erradicadas pese a que reducen el paso del agua en las inundaciones. Las obras hidráulicas como solución a las inundaciones se están abandonando en los países desarrollados por las serias consecuencias ambientales y los nuevos problemas que general”.

Sobre los trabajos en el río Luján, los ambientalistas denunciaron que “se eliminarán humedales con sus importantes servicios ecológicos, como suavizar las crecidas, acumular y purificar agua y eliminará la recarga de las napas subterráneas, de las que nos abastecemos millones de bonaerenses”.

Además, remarcaron que “con la rectificación del río y la eliminación de humedales, si la crecida es muy grande el agua correrá en su cauce final y al desbordar lo hará con una velocidad que puede arrasar con todo”.

“Sin explicaciones convincentes, se modificó el plan original y se decidió no ensanchar el puente sobre el río Luján a la altura de Panamericana. Ese puente es un verdadero embudo y el agua de la cuenca media, que se desagotará con las obras se acumulará en esta zona de la cuenca baja”, cuestionaron.

Por eso, pidieron respetar “su cauce, sus meandros y sus riberas, le pertenecen por igual. Porque es el dibujo que realizó por milenios. Evitemos su daño permanente e irreversible. Digamos no al ensanche y rectificación del río Luján”.





Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí