Policía de Colombia incauta Remdesivir. Foto: Policía Aduanera
Policía de Colombia incauta Remdesivir. Foto: Policía Aduanera

Si bien las vacunas contra el covid-19 no han llegado al territorio colombiano, este viernes se conoció el caso de una mujer que fue capturada en el aeropuerto internacional Camilo Daza de Cúcuta, la capital nortesantandereana, cuando transportaba 27 cajas de una supuesta vacuna que iba a vender en mercado negro de Medellín.

Las supuestas inmunizadoras que llevaba la mujer eran el antiviral Remdesivir, desaconsejado en repetidas oportunidades por parte de las autoridades salubristas en Colombia, como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) y el Ministerio de Salud.

La mujer fue interrogada por la Policía Fiscal y Aduanera y se conoció que la ciudadana (cuya identidad es reservada) les reveló a las autoridades que llevaría dichos fármacos a la capital antioqueña donde, según la Policía, la esperaban personas del mercado negro para distribuir la encomienda.

“La pasajera les manifestó a los uniformados que transportaba la vacuna contra la COVID-19, según le había indicado quien le pidió llevar el medicamento”, expresó el parte oficial de las autoridades.

Por su parte, el general Gustavo Franco, comandante de la Policía Fiscal y Aduanera, dio a conocer que los medicamentos que transportaba la mujer fueron destruidos debido a que afectan en gran manera la logística de inmunización que se desarrolla en el país. Además, de acuerdo con Franco, el Remdesivir estaría avaluado en 18 mil dólares (unos 64 millones de pesos colombianos).

El Invima reiteró que el Remdesivir no tiene autorización de distribución y su uso en el país no está avalado por parte de esa entidad. Por esa razón, exhortaron a la ciudadanía a evitar comercializar medicamentos sin prescripción médica y elevaron las alertas, debido a que consideran que se podría difundir falsa información de que el fármaco incautado podría beneficiar la salud de los enfermos de covid-19; lo que hasta el momento no se ha comprobado.

De igual manera, la Policía Nacional, quien presumen que el Remdesivir sería distribuido por el departamento de Antioquia como un falso tratamiento para el covid-19, les pidió a los colombianos no hacer eco de falsos medicamentos para curar el coronavirus y aconsejaron denunciar ante las autoridades si alguien les ofrece este tipo de sustancias, que carecen de los permisos médicos.

“Este medicamento no está autorizado su ingreso al país, por esa razón la mujer es aprehendida y se hace la alerta junto a las autoridades del país porque se puede presentar el caso que personas inescrupulosas quieran sacar un beneficio económico en medio de esta pandemia”, expresó el general Franco.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que un ensayo global de terapias contra el coronavirus determinó que el medicamento no tiene un efecto sustancial en la reducción de los días hospitalizados ni en las posibilidades de supervivencia en los casos más graves del virus. Los resultados se desprendieron del muy esperado ensayo Solidarity, que estudió los efectos del Remdesivir y otros tres posibles fármacos en 11.266 pacientes hospitalizados a nivel global.

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump fue tratado con Remdesivir cuando fue hospitalizado al contraer COVID-19 en 2020. También recibió un cóctel de anticuerpos monoclonales experimentales y el esteroide dexametasona.

Gilead cuestionó las declaraciones de la OMS, ya que su estudio no estuvo supervisado por expertos. Además, señalaron que el experimento debería haberse hecho de forma “ciego”, lo que significa que los participantes y sus médicos no deberían saber qué tratamientos se estaban utilizando para evitar sesgos de opinión o prejuicios. “Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, Gilead ha trabajado sin descanso para ayudar a encontrar soluciones a esta crisis de salud global”, expresó el director ejecutivo de Gilead, Daniel O’Day, en un comunicado.

SIGA LEYENDO SOBRE OTROS TEMAS

Colombia empezará el plan de vacunación masiva el 20 de febrero, con todos los biológicos necesarios

88 familias se encuentran confinadas en Bojayá, Chocó, por la irrupción de grupos armados en la zona



Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí