Argenis y Henri viven en la ciudad desde hace algunos años. Trabajaron en comercios gastronómicos y decidieron tener su propio emprendimiento sobre calle 27, frente a Plaza San Martín. Ultiman los detalles en el local que brindará cafetería, comidas rápidas y algunas sorpresas.

Una semana atrás reflejábamos con cierta tristeza el cierre de un bar emblemático de nuestra ciudad. “El Cabildo” ya tiene sus persianas bajas y la esquina de 26 y 29 muestra una imagen diferente. Muchos lo vivieron con nostalgia, como en otros momentos fueron los cierres de distintos espacios gastronómicos de las cercanías de Plaza San Martín, tales los casos de La Perla y Capurro.

Pero también hay situaciones que buscan marcar historia. Tal es el caso de dos amigos venezolanos que han decidido apostar a esta ciudad, trabajando para la pronta apertura de un bar o confitería, frente a la principal plaza de la ciudad.

Argenis y Henri son dos jóvenes oriundos de Venezuela, que desde hace algún tiempo están residiendo en nuestra ciudad. En medio de una complicada situación económica que vive aquel país, como tantos otros compatriotas decidieron abandonar su tierra querida. Por esas cosas de la vida, ambos llegaron a Mercedes, y luego de realizar distintos trabajos, fundamentalmente ligados a lo gastronómico, decidieron lanzarse a concretar su propio proyecto.

En primera persona, Argenis Barrios contó a Protagonistas su proyecto. “Estamos emprendiendo con lo que es la gastronomía, más que nada en lo que a los argentinos les gusta en materia de hamburguesería, milanesas, y además sumarle algunos productos venezolanos”, cuenta.

Argenis cumplirá en abril dos años residiendo en Mercedes, mientras que Henri Guzmán – su socio – lleva ya seis años en nuestro país. “Yo vine con la idea de poder abrir un lugar de comidas rápidas, primero pensaba en un food truck y luego se nos ocurrió la idea de ir por algo más ambicioso, por eso estamos alquilando este local sobre calle 27, frente a la plaza, vimos la oportunidad y dijimos vamos a hacerlo”.

Argenis se muestra orgulloso de ser junto a su socio los primeros originarios de su país en poder tener un local de estas características. Indicó que si bien en Mercedes hay varios compatriotas que están trabajando aquí desde sus viviendas en la elaboración de distintos productos, ninguno se había atrevido a tener un local frente a la plaza.

Sobre cómo fue su llegada a Mercedes, explicó que “esa pregunta me la hacen muchos, porqué Mercedes, y la realidad es que nosotros pensábamos estar en Ciudad de Buenos Aires, pero teníamos un grupo de venezolanos de mi tierra (Maracaibo) que me decían ven para aquí, que es muy tranquilo, es bueno, la seguridad es mejor, así fue que pasamos y nos gustó mucho la tranquilidad, las personas son muy sociales, son muy buenos para darte trabajo y también en el trato que nos han dado…”.

Argenis trabajó en Mercedes, entre ellos en el food truck ubicado en Plaza de la Estación, y dice haber podido conocer mucha gente y aprehender muchísimo. “El dueño y los empleados la verdad que me ayudaron mucho y siempre voy a estar agradecido por ello” enfatizó.

Sobre su decisión de abandonar su país de origen manifestó que “en Venezuela, a comparación de Argentina, si bien ustedes ven un poco difícil la economía actual de aquí, hay una destrucción económica. Esto para nosotros es un paraíso entre comillas, porque todavía nosotros vemos oportunidades, que a lo mejor algunos no ven, pero nosotros como ya venimos de una experiencia mucho mucho peor, vemos las posibilidades que aún se puede todavía”.

Sobre si en algún momento de su estadía en Argentina pensó en regresar a su país o buscar otro horizonte, dijo que “al principio cuando la situación del dólar aumentó un poco, sí me asusté, y muchos me decían esto se va a poner peor, entonces hasta pensé en irme a Estados Unidos, pero la realidad es que se dieron oportunidades acá y no quería dejar de desaprovechar esa oportunidad”.

En Mercedes, el número de venezolanos ha crecido de manera importante en los últimos tiempos, muchos de ellos con empleados en distintos comercios de nuestra ciudad, y que se han acomodado a la vida local.  Ello les ha permitido generar grupos de contacto para quizás así sentirse más cerca de su lejana tierra. “Casi siempre buscamos la manera de juntarnos los venezolanos, no sé cómo hacemos, de verdad, yo soy de Maracaibo, otros de Puerto de la Cruz, de Mérida, u otras ciudades o provincias, pero siempre buscamos la manera de encontrarnos, porque tenemos las mismas dudas, las mismas preguntas, y buscamos la manera de comunicarnos siempre, y la verdad que siempre estamos hablando, buscamos la manera de socializar”, precisó.

Ante la pregunta sobre si sueña con volver a su país algún día, Argenis no dudó en responder que “de mi parte yo espero que en algún momento se pueda mejorar la situación, pero por el momento, lo primero que hice cuando llegué aquí fue reunir dinero para traerme a mi madre, fue lo primero que hice, y ahora, con el favor de Dios estoy haciendo planes para traerme a mi abuela, porque la situación es tan crítica, que ahorita para vivir no nos sirve. La salud de mi abuela me preocupa mucho y es preferible traerla para aquí, que se puede, no sé cómo será la situación en las hospitales y en las clínicas, pero por lo menos en las farmacias hay medicamento, hay solución, y lo podemos hacer…”.

El emprendimiento

En cuanto al emprendimiento que podría inaugurar a fines de febrero o principio de marzo, se emplazará donde algún tiempo atrás funcionó el bar “El Living”.   “Nosotros queremos hacer un café, bar y restaurant, fundamentalmente en lo que es la comida rápida, e implementar algunas cosas que no se han visto en Mercedes” dice Argenis.

“El local tendrá el nombre de Beirut Mercedes. Beirut significa señor en el idioma árabe, y si bien no venderemos comida árabe vamos a implementar para quienes lo deseen el narguile”. Este elemento es una suerte de pipa de agua o dispositivo que se emplea para fumar tabaco de distintos sabores. Es de origen oriental, pero desde los primeros años del siglo XXI se ha ido implantando en países de la Unión Europea y América, ganando cierta popularidad entre un público de variada edad.

“Estamos tratando de hacer algo urbano y que se sienta cálido, con presencia de gente adulta y joven, que puedan traer a sus hijos, con comodidades para todos”.

Actualmente mano de obra mercedina trabaja en la puesta a punto del local e incluso Argenis destacó el poder haber dado con Vanesa Quintana, quien está realizando una serie de murales.

Habrá empleados de origen venezolano y también argentinos. “Estamos muy contentos, con expectativas, con la idea de también dar posibilidad de disfrutar mesas sobre la plaza”.

Por su parte, Henri contó que “la expectativa es la mejor, y más allá de lo que está sucediendo en Argentina nosotros estamos apostando muchísimo a lo que son los argentinos. Queremos que se sientan cómodos con lo que nosotros le podemos ofrecer, el servicio, y apostando todo para que el local sea lo mejor y bien visto por los mercedinos”.

También Henri destacó la receptividad que ha tenido de parte de los mercedinos en estos cuatro años que llevan en la ciudad.





Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí