El comienzo del ciclo lectivo es inminente y con él surgen preguntas respecto a cómo será aprender y enseñar en un contexto incierto, donde la modalidad presencial o virtual dependerá de la curva de contagios y de la implementación del plan de vacunación, entre otros factores. Especialistas en educación y psicología aseguran que, para lograr el éxito en la educación y minimizar la frustración, será necesaria la implementación de un protocolo emocional.

Es que el protocolo sanitario comprende básicamente el distanciamiento social, el uso de barbijos y la desinfección, ¿pero qué ocurre con la salud y las emociones? ¿cómo puede afectar el contexto al desempeño y el rendimiento de los estudiantes? 

«El aula antes era un lugar seguro y hoy es una amenaza«, afirma en ese sentido Marilina Rotger, profesora y especialista en neuroeducación.

«La emoción y la cognición son procesos inseparables, en las aulas la amenaza estará latente y toda la comunidad educativa tendrá que disponer herramientas para poder gestionar las emociones. Cuando se rompa el candado que tiene cerradas a las escuelas y podamos volver a transitar cada espacio escolar será importante contar con acciones para el cuidado físico pero también con acciones para el cuidado emocional ya que un individuo es un ser complejo formado por un cuerpo, una mente con todo el conjunto de pensamientos, un cerebro con todas sus estructuras y un contexto, que de una forma u otra, influyen en sus comportamientos, en sus conductas y en el modo que responde y se adapta a los cambios», amplía Rotger.

Docentes y autoridades, antes del arranque del ciclo lectivo 2021 en pandemia.

Docentes y autoridades, antes del arranque del ciclo lectivo 2021 en pandemia.

Los especialistas sostienen que el miedo, la tristeza y el enojo son emociones primarias y primitivas que pueden bloquear el aprendizaje, interrumpir el desempeño de los estudiantes y la toma de decisiones y por lo tanto, resulta fundamental un protocolo que contemple cursos de acción en relación a esos sentimientos.

Por su parte, Hernán Alessandria, médico psiquiatra fundador de la Asociación Civil Globalpsy, sostiene que la clave está en construir espacios de bienestar. «Se necesita dotar de herramientas tanto a los docentes y a las familias para que puedan trabajar con los niños y adolescentes, ya sea desde la presencialidad como desde la virtualidad, en el fortalecimiento de las emociones, que puedan reconocerlas y gestionarlas. De ese modo, no solo se asegurará una continuidad equilibrada de los aprendizajes sino el bienestar de todas las personas que conforman la institución educativa», enfatiza.

Los protocolos sanitarios marcarán el regreso a las aulas.

Los protocolos sanitarios marcarán el regreso a las aulas.

Inteligencia emocional

Según los especialistas que trabajan en la puesta en marcha de un protocolo emocional, la principal herramienta que se les puede ofrecer a los docentes, estudiantes y familias es el acercamiento al conocimiento del desarrollo de la inteligencia emocional.

«Con la inteligencia emocional se busca que un sujeto pueda adquirir habilidades y competencias que le permitan potenciar su autoconocimiento, autorregulación, automotivación y empatía«, explica Rotger. «Conocerse a sí mismo, saber regular sus emociones, lograr empatía cognitiva, automotivación y habilidades emocionales tales cómo comunicación asertiva, trabajo en equipo y liderazgo, entre otras, son los portales de acceso al éxito”.

Sobre el final de 2020, hubo actividades de revinculación en las escuelas. Foto Andrés Delia.

Sobre el final de 2020, hubo actividades de revinculación en las escuelas. Foto Andrés Delia.

Desde esa perspectiva, entonces, la especialista en neuroeducación sostiene que se ha perdido el verdadero sentido de la educación emocional. «Se ha banalizado y se cree que es simplemente la expresión de un emoticon. La educación emocional es la estrategia y el objetivo es la gestión asertiva de las emociones que le va a permitir a la persona conocerse a sí mismo y regularse y mejorar su calidad de vida», concluye.

La asociación civil Globalpsy brindará un workshop online gratuito dirigido a docentes y familias sobre protocolo emocional para el regreso al aula, el sábado 20 de febrero.  



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí