El tradicional evento de esa localidad arranca y varias bailarinas mercedinas serán parte de unas de las comparsas. Miriam Salanueva, a cargo del grupo, adelantó detalles. Además, en lo personal, bailará por segundo año consecutivo en el Carnaval de Río de Janeiro.

Sobre las calles del corsódromo en la localidad de 25 de Mayo volverá a haber participación mercedina. Las integrantes de la escuela Todo Ritmo. El grupo de mujeres que tiene su desarrollo en las instalaciones del Círculo de Oficiales con sede en 17 y 12 tomaron la decisión de participar por tercer año en el colorido evento, actuando para la comparsa Burucuyá.

La
profesora Miriam Salanueva, a cargo de la mencionada escuela con sede en
Mercedes explicó la decisión de nuevamente decir presente en 25 de Mayo.  “En
realidad para mí y para las chicas que empezaron a bailar es estar a partir de
octubre viendo si ya armaron las coreografías, si tenes lugar en la comparsa,
etc. Pasa que bailar en los carnavales de 25 de Mayo, yo empecé siendo bailarina
sola por invitación del director de la comparsa, y él me generó la posibilidad
de hacer el valet de la comisión de frente y otros valets más, entonces la idea
era trabajar con mis alumnas de acá porque lo difícil es el poder ensayar,
entonces me dieron el privilegio de ensayar en la ciudad y llevar gente de acá”
,  destacó.

Salanueva
agregó que  “Hasta el año pasado ellos nos pagaban los viáticos, la combi para
poder viajar y este año que la comparsa estuvo con más ajustes económicos,
hablé con las chicas, y ellas prefirieron viajar menos días, y solventando el
pago de la combi, estar todas las noches…”
.

Explicó
que participar en un carnaval necesita de una preparación distinta, entendiendo
que no es lo mismo bailar sobre la calle, con la vestimenta que deben llevar
–fundamentalmente el calzado-, y por eso que para ello hay toda una preparación
previa. “Acá no es como cuando uno baila
en un teatro y ya sabe que todos van con un mismo movimiento, en estas
comparsas se componen con escuadras y debe tener una sincronización muy
importante, y sobre todo hay que entrenar la parte expresiva y el trabajo con
el público… El carnaval de 25 de Mayo es un carnaval en el que uno va a la
‘chapa’ (tribuna) y debe mantener una línea…”
, destacó.

Las noches de carnavales son los días 18 y 25 de enero; en febrero 1, 8, 15,22,24 y 29. El 16 del mismo mes se realizará la elección de la reina y todo concluirá el 1 de marzo con la denominada Fiesta Provincial.

La
presencia de la comparsa sobre el corsódromo tiene una duración aproximada de
una hora y allí la presencia de un jurado que a lo largo todas las noches debe
decidir la premiación. “Es un carnaval
muy familiar, el de 25 de Mayo”
indicó la Profesora Miriam Salanueva, y que
además suele tener la presencia en las gradas de muchos mercedinos.

En
el diálogo con nuestro medio, Salanueva precisó que la comparsa tiene el
asesoramiento de un director con muchas participaciones en carnavales de
Gualeguaychú, hecho que han imitado otros de sus colegas, presentando carpetas
y llevando ideas a distintas localidades bonaerenses, lo cual también ha
jerarquizado los carnavales de muchos distritos.

A
esto, agregó que tras el primer año que participaron y lo que realizaron, la
propia organización permitió cambios en 
las formaciones y en los movimientos de las comparsas. “Esa fue una de las cosas que el jurado
hablaba siempre… generamos una suerte de quiebre… nosotros lo hicimos porque
nadie nos dio restricciones y como uno viene de la gimnasia rítmica apuntó a
eso”
, resaltó

A Brasil

Para
Miriam Salanueva el carnaval es una pasión, y contó que este año estará
nuevamente también bailando, en los carnavales de Río de Janeiro, en Brasil.
Este año junto a un grupo de bailarinas de las provincias de Corrientes y
Córdoba. Ya había participado el pasado año, sobre lo cual destacó el nivel y
la coreografía.  Durante año lleva
adelante talleres de zamba que se realizan en la provincia de Córdoba.

“Nunca en mi vida pensé que iba a bailar
en Río”
sostuvo con emoción la profesora de baile mercedina,
quien se refirió a situaciones que hacen a la seguridad del carnaval y la
organización. Acompañada por su familia, quienes la vieron desde las
tribunas,  manifestó que es una
experiencia muy buena. A fines de febrero estará nuevamente en Río, aunque para
poder estar bien organizada deberá viajar varios días antes.

“Bailar da un placer enorme, me siento
como plena”
destacó Miriam Salanueva, en las puertas de
una nueva temporada de carnavales que la tendrá como una de la protagonistas de
estos tradicionales eventos, aprovechando esta nota para dejar un
agradecimiento especial a su mamá Esther Aguirre, su papá Norlis Salanueva, sus
hijas Paloma y Lola Coronel y a Juan Cruz, su pareja; y a cada una de sus
bailarinas y su gran grupo de amigos de la vida.