Los prisioneros palestinos en las cárceles israelíes cancelaron una huelga de hambre planificada para finales de esta semana, en la que iban a participar unos 1.400 reclusos, después de que accedieran a sus demandas, señaló este miércoles un grupo palestino.

La tensión aumentó después de que seis presos protagonizaran el pasado 6 de septiembre una fuga de una prisión de alta seguridad en el norte de Israel a través de un túnel. Cuatro de ellos fueron detenidos.

Tras el intento de escapada, cientos de sus compañeros de cárcel fueron trasladados a otros centros penitenciarios y se confiscaron artículos personales, según la organización Club de Prisioneros Palestinos.

Por este motivo, la Comisión de Prisioneros de la Autoridad Palestina anunció una huelga de hambre a partir del próximo viernes.

Unos 1.380 prisioneros, de los más de 4.000 palestinos detenidos en cárceles israelíes, iban a empezar la huelga de hambre y se les habrían unido otros reclusos la próxima semana.

Sin embargo, el Club de Prisioneros dijo este miércoles que se había decidido «suspender la huelga de hambre colectiva después de que se cumplieran las demandas», incluido un «cese de los castigos colectivos».

Un portavoz del Servicio Penitenciario de Israel dijo que hasta el miércoles no había indicios de que se pretendía iniciar una huelga de hambre, pero se negó a comentar la afirmación de si habían accedido a cumplir las peticiones de los presos.

he-jjm/fz/rsc/pc

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí