inseguridad-misiones
Crece el malestar de los productores de Misiones por el aumento de la inseguridad rural

Productores autoconvocados en Misiones, principalmente ganaderos y de yerba mate, denunciaron aprietes y amenazas de bandas que promueven el abigeato y el robo de cultivos en los yerbatales. Aseguran que ni la Justicia ni la policía provincial logran poner un orden legal en la inseguridad que se está viviendo en las zonas rurales de la provincia.

Con robos cada vez más violentos, se suceden los hechos de robo de ganado y hasta faena de la hacienda a pleno día y en los lotes donde pastan para obtener la carne que luego, según comentaron los productores, es vendida en un circuito ilegal de carnicerías. Lo mismo sucede con la yerba mate, donde las hojas ingresan a las plantas legales de secado de la yerba, con remitos y documentación apócrifa, donde se duplica el CUIT de aquellos que operan legalmente en el sistema comercial.

Manfredo Seifert, productor de yerba mate de Misiones, señaló que “no hay justicia frente a denuncias que pueda hacer un productor que fue víctima de abigeato o robo de yerba mate. La Justicia deja mucho que desear en una provincia donde no hay capacidad carcelaria ni es considerado un robo el abigeato, este delito es excarcelable”.

Además, agregó en diálogo con Infobae, “en Misiones no hay patrulla rural. No existe esta división policial. Para denunciar un hecho de este tipo nos debe asistir la policía que está en los pueblos o en las zonas urbanas. No hay prevención de delitos como el abigeato o el robo de yerba mate, y esto las organizaciones que se dedican a este tipo de robos, lo saben”.

Seifert aseguró que la indignación de los productores es tal, que en las Asambleas que se realizaron en los últimos días “se está perdiendo el ánimo, y hay gente que propone cosas que no estamos en condiciones de aceptar ni tampoco queremos fomentar. Por ello, si las autoridades, la Justicia, la policía o las fuerzas federales no le ponen un freno a esto, cada vez será peor”.

En Misiones, también hay usurpación de tierras rurales que actualmente están dedicadas a la producción agropecuaria, y a mantener zonas de monte nativo o áreas de bañados. “Ante delitos de usurpación o quema ilegal por parte de los usurpadores, nadie hace absolutamente nada”, afirmó Seifert.

inseguridad-misiones
Los productores realizaron días atrás una Asamblea para analizar la problemática

Por otro lado, Francisca Lowe, productora ganadera y yerbatera de El Dorado, afirmó a Infobae que “la situación de la seguridad rural es muy grave” y frente a la postura asumida por muchos productores de querer armarse para recorrer sus campos, aseguró: “Yo estoy tratando de sostener el malestar de estos sectores en el marco de las tres asambleas de productores autoconvocados realizadas en Misiones”.

“Los hechos de inseguridad rural en Misiones hoy son muy graves. Por eso decidimos los productores unirnos y autoconvocarnos. Ya conseguimos 5.000 firmas para pedirle una audiencia al gobernador”, explicó Lowe.

Asambleas

El sábado 23 de enero se realizó la última Asamblea, de la que participaron más de 200 productores, en la localidad de Montecarlo. Las reuniones se vienen desarrollando casi mensualmente desde octubre del 2020 y en distintas localidades del interior misionero.

Horas después del encuentro del que participaron productores de la zona, legisladores y personal policial de la provincia, en un lote ubicado a 200 metros ladrones faenaron hacienda a poca distancia de la ruta nacional 12, y dejaron la cabeza de uno de los animales faenados colgada de la tranquera. Este tipo de hechos mueve a los productores a reclamar con mayor intensidad una reforma judicial para tipificar correctamente los delitos que se registran en el campo misionero, y que haya mayor presupuesto y poder de acción en la prevención al personal policial.

Según Francisca Lowe, “mi familia tiene campo desde hace 60 años, y siempre hubo robos, pero ahora se han duplicado y además son mucho más violentos. Tenemos un productor asesinado y otro baleado. Por tal motivo, los productores se ponen muy agresivos y tenemos que unirnos para pedir cambios”.

“Antes alguien nos avisaba que había movimiento en nuestro campo, y podíamos ir a ver. Pero hoy no podemos hacerlo, por temor. Los delincuentes están muy armados. Tienen machetes con los que les cortan los tendones de las patas a las vacas para que no escapen y así faenan a los animales. Y tienen armas largas. Un productor ganadero fue a revisar sus vacas ante un aviso, y lo mataron. Por ello estamos muy mal”, dijo Lowe, que acotó que también sucede con la yerba mate, “ingresan de modo ilegal a los yerbatales, y un lote de 600 kilos lo venden a 20 mil pesos. No hay ningún control del gobierno”.

Seguí leyendo:

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural: “Si se busca controlar la inflación por sus efectos y no por sus causas, se terminará fracasando”

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí