El fin de semana comercios de la ciudad y unos pocos de Jofré reabrieron sus puertas con atención para mercedinos y al aire libre. Hubo controles estrictos y la experiencia dejó resultados positivos. El propio Director de Turismo hizo un balance y no ocultó que realizarán algunos ajustes.

Y un día reabrieron… Ocurrió durante el fin de semana que se llevó a cabo la “apertura protocolizada y responsable de espacios gastronómicos”. Así la denominaron las autoridades. Desde hace algunas semanas se vienen realizando reuniones para protocolizar, generar cursos, mejorar infraestructuras y avanzar en detalles técnicos. La intención era tener un marco de seguridad acorde. “Fue una decisión compleja, pero sabíamos que era uno de los sectores más golpeados, donde hace casi seis meses no tenían actividad alguna la gran mayoría” afirmaron desde la Comuna. La apertura fue sólo para mercedinos y en efecto no se permitieron asistentes externos. De hecho la noticia de reapertura de Tomas Jofré generó la visita de algunos foráneos que se quedaron en las puertas de ingreso a la localidad. El titular de la cartera de turismo municipal, Martín Boragno,  destacaba como fundamental el compromiso de cada uno, “de los vecinos y también de cada comercio, cada espacio gastronómico, cada lugar que logra reabrir sus puertas. Porque una falla nos hace retrotraer en esta decisión importante”. La participación de la gente fue bajo reservas. La Municipalidad creó una plataforma que incluyó a todos los comercios abiertos y aseguran que funcionó. “Cada uno sabía con antelación a quienes recibiría en los turnos de dos horas de asistencia. También facilita, de esta manera, tal como se hizo antes con otros rubros cualquier necesidad de actuación a posteriori”, destacaron. En ese marco Protección Civil llevó adelante controles y encuestas a los clientes que permitió saber y tener casi en tiempo real la satisfacción de la aplicación de protocolos a los clientes. Por parte de la OMIC hubo una línea de whatssapp para que los clientes puedan mandar foto y efectuar consultas ante dudas, anomalías o necesidades. Hubo un amplio operativo de seguimiento y monitoreo de la situación. La Dirección de Turismo, Seguridad, Inspección General, fueron las principales áreas que estuvieron recorriendo cada comercio, observando el cumplimiento de los protocolos.

Conformidad

El sábado y el domingo fueron días tan intensos como activos. Martín Boragno aseguró que “como siempre, hay quienes tuvieron un comportamiento ejemplar, otros que deberán hacer algún ajuste, pero son los menos y los estaremos convocando en la semana para que no se repita. Para ello estuvimos alertas y se pudo verificar el cumplimiento de las pautas”, resumió. A la hora 23 se pudo ver, durante ambas jornadas, un cese total de actividades y, algo también muy importante, que se respetó el uso de los espacios determinados, siempre al aire libre, no estando permitido en el interior de esos locales. Fueron 26 comercios del casco urbano los que abrieron sus puertas, en Tomás Jofré sólo 4 abrieron, siendo dos casas de té y dos para almorzar. La asistencia fue reducida.





Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí