Si bien no son tan populares como los gatos y los perros, los conejos son excelentes compañeros y una alternativa cada vez más buscada a la hora de elegir mascota.

Además de lo adorables que se ven, se adaptan a distintos tipos de ambientes domésticos (siempre acondicionados para su protección). Si se los cuida correctamente, su promedio de vida está entre los siete y los diez años (algunos viven aún más).

Pero para eso hay que saber cuidarlos muy bien y conocer sus necesidades. Aquí, unos conejos para no olvidar: qué comen y cómo cuidarlos.

Cuidados básicos de un conejo

Los conejos se lamen para limpiar su pelo, pero aún así conviene cepillarlos.

Los conejos se lamen para limpiar su pelo, pero aún así conviene cepillarlos.

Como con cualquier otro animal que queramos tener en casa, antes debemos llevarlo a un veterinario que lo revise y nos de indicaciones precisas sobre su alimentación, tipo de juegos, tiempo de descanso que necesita, higiene y las imprescindibles vacunas.

Hay que saber que una vez que el conejo se acostumbra a su nuevo espacio, suele ser solitario, por lo que no será complicado dejarlo solo para irnos a trabajar, inclusive durante jornadas largas, siempre que tenga comida, agua y espacio a su disposición.

Si bien se acostumbra que esté en jaulas, lo correcto es dejarlo libre varias horas al día, todos los días, para que pueda moverse y hacer ejercicio en alguna zona segura de la casa (protegido de todo aquello que pueda roer, sobre todo cables). Lo ideal es que tenga un patio o espacio abierto.

Así, mientras se encuentre en buen estado de salud, sólo hará falta controlarlo con su veterinario cada seis meses.

Qué alimentos darle a un conejo

Siempre deben tener heno y agua limpia para mantener su sistema digestivo.

Siempre deben tener heno y agua limpia para mantener su sistema digestivo.

Los conejos son herbívoros, por lo que se alimentan principalmente de vegetales. Hay ciertas verduras que están muy recomendadas a partir de los tres meses (todo siempre crudo), como apio, acelga, pepino, zanahoria, remolacha, espinaca, lechuga (solo las hojas verdes) y brócoli, entre otras.

Las frutas también son una opción, aunque se recomienda darles muy poca cantidad, por su alto contenido en azúcar. Las opciones como manzana, cereza, frutilla, kiwi, mango y tomate pueden gustarle. De todas formas, cuando se quiera sumar un nuevo alimento en la dieta del conejo, lo ideal es darle primero una pequeña cantidad y así comprobar si le gusta y que no le genera ninguna mala reacción.

Además, es muy importante complementar su alimentación con agua (lo más limpia posible) todos los días y con heno (se compra en veterinarias y pet shops). Como sus dientes crecen durante toda su vida, este alimento les ayuda a desgastarlos y favorece su sistema digestivo.

También conviene saber que hay ciertos alimentos prohibidos o no recomendados para la dieta de un conejo. Alguno de estos son: galletas, cereales, ajo, coliflor, cebolla, papa, carne, quesos y lácteos en general, todos son perjudiciales para su delicado sistema digestivo. Tampoco se le puede dar verduras condimentadas, ya que no toleran ni el aceite ni la sal.

Dónde debe descansar un conejo

A partir de los 3 meses pueden empezar a comer verduras como apio y lechuga.

A partir de los 3 meses pueden empezar a comer verduras como apio y lechuga.

Los conejos duermen entre 6 y 8 horas diarias, aunque pueden llegar a dormir hasta 10 si las condiciones son óptimas. Para dormir, no necesitan que sea de noche, pueden hacerlo en cualquier momento. A veces, incluso, duermen con los ojos abiertos.

Eso sí, si se los interrumpen varias veces y se sienten intranquilos, tenderán a quedarse inquietos y en alerta. Por eso, no es recomendable que duerman en la cama con humanos, ya que, además de despertarse y ponerse inquietos, querrán cambiar de posición varias veces.

Para que tenga un buen descanso, lo mejor es acostumbrarlos a que tengan un espacio propio o una jaula al momento de dormir, lo más lejos posible de ruidos fuertes o disturbios.

En líneas generales, los conejos no requieren de grandes cuidados, son de hábitos simples y pueden llegar a ser sumamente demostrativos y cariñosos.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí