Aunque no es mágica, es sabido que una buena alimentación ofrece múltiples beneficios para nuestra salud. Uno de ellos, coinciden varios especialistas, es que puede convertirse en un factor protector frente al desarrollo de ciertos tipos de cáncer.

“Actualmente no existe ninguna dieta anticáncer. Lo que sí existe en una dieta balanceada, rica en fibra y con bajo contenido de grasas y proteínas, con el objetivo de reducir el riesgo de padecer cáncer”, explica a Clarín Martín Angel, miembro de la comisión directiva de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).

Según el oncólogo, no existe una dieta ideal para todos, sino que los tipos de alimentos deben estar evaluados en el contexto de cada paciente, según sus antecedentes, su estilo de vida y qué actividad física realiza.

Evitar el consumo de alcohol y moverse más, dos claves para prevenir el cáncer. Foto Shutterstock.

Evitar el consumo de alcohol y moverse más, dos claves para prevenir el cáncer. Foto Shutterstock.

Como consejo general, Angel indica seguir una dieta basada en fibras (como frutas y verduras, cereales y frutos secos). Recomienda evitar el consumo excesivo de proteínas animales y de alcohol, que también está asociado a la génesis del cáncer.

Según Agustina Senese, nutricionista con orientación en oncología y cuidados paliativos del Hospital Gral. de Agudos “Dr. Cosme Argerich”, está demostrado científicamente que una alimentación saludable puede llevar a una reducción significativa del riesgo de desarrollo de ciertos tipos de cáncer.

“Por lo tanto, se la considera un factor protector frente a esta enfermedad”, subraya la experta.

Hay que limitar el consumo de carnes rojas y, por el contrario, subir el de pescado. Foto Shutterstock.

Hay que limitar el consumo de carnes rojas y, por el contrario, subir el de pescado. Foto Shutterstock.

Para eso, hay que consumir diariamente frutas y verduras de todo tipo y color, ya que son fuentes naturales de vitaminas, minerales y antioxidantes. También, incorporar alimentos ricos en fibra como los cereales integrales, legumbres, salvado de avena y trigo, semillas, y frutos secos.

Además, sugiere evitar las carnes procesadas como embutidos, fiambres, hamburguesas y salchichas industriales. “Contienen sustancias que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal”, alerta Senese.

La nutricionista pone el ojo sobre los tradicionales asados argentinos. “La recomendación del Instituto Americano del Cáncer es limitar el consumo de carnes rojas a no más de 500 gramos a la semana”, detalla quien, como contrapartida, sugiere comer más pescado.

Los cereales, frutos secos, semillas, frutas, verduras y hortalizas brindan gran aporte de fibra. Foto Shutterstock.

Los cereales, frutos secos, semillas, frutas, verduras y hortalizas brindan gran aporte de fibra. Foto Shutterstock.

Otra indicación es disminuir las grasas saturadas (manteca, crema, embutidos, fiambres, cortes grasos de carnes, frituras) e incorporar grasas mono y poliinsaturadas (aceites vegetales, pescados, frutos secos, semillas).

También debemos limitar los alimentos ultraprocesados. Y tratar de reemplazarlos por aquellos de elaboración casera.

En cuanto a las bebidas, Senese propone elegir el agua como fuente de hidratación y reducir el consumo de alcohol. Por último, incentiva a que nos movamos más y tratemos de hacer algún tipo de actividad física con frecuencia.

10 alimentos para sumar a tu dieta

«No existen alimentos que curen el cáncer, pero sí hay nutrientes que pueden llegar a ser protectores», comenta Maia Glejzer, docente de la licenciatura en Nutrición de la Universidad Isalud. A pedido de Clarín, la especialista armó un listado con sus imprescindibles. 

La cúrcuma es un ingrediente estrella. Foto Archivo

La cúrcuma es un ingrediente estrella. Foto Archivo

1) Cúrcuma

Conocida como «azafrán de la India», a la cúrcuma se la considera un indispensable de la dieta. Sus compuestos, llamados curcuminoides, le otorgan grandes propiedades medicinales. «El rizoma (tallo subterráneo) de esta planta contiene al menos 10 componentes anticancerígenos«, dice Glejzer. 

Se considera que las legumbres son protectoras. Foto Shutterstock.

Se considera que las legumbres son protectoras. Foto Shutterstock.

2) Legumbres

Según la nutricionista, diversos estudios muestran que las lentejas, la soja, las habas y los garbanzos están asociadas a una menor incidencia de determinados tipos de cáncer. Se debe a que son fuente importante de hidratos de carbono, proteínas, fibra, hierro y vitaminas B. 

Los cítricos tienen antioxidantes. Foto Archivo.

Los cítricos tienen antioxidantes. Foto Archivo.

3) Cítricos

La naranja, la mandarina, el limón y el pomelo, entre otros cítricos, actúan como protectores del organismo gracias a su contenido en antioxidantes. Se está estudiando si podrían aumentar la eficacia de tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia

Se investigan los posibles beneficios del brócoli para el cáncer de mama. Foto Archivo.

Se investigan los posibles beneficios del brócoli para el cáncer de mama. Foto Archivo.

4) Coles

Al brócoli y al coliflor, entre otras variantes del grupo de las coles, se los considera “antibióticos naturales”. Se están estudiando sus posibles beneficios para el cáncer de mama, según el Centro de Epidemiología Vanderbilt de Tenesse (Estados Unidos), pero por el momento no hay resultados concluyentes. 

El tomate podría disminuir la metástasis. Foto: Shutterstock.

El tomate podría disminuir la metástasis. Foto: Shutterstock.

5) Tomate

Rico en licopeno, el tomate es la hortaliza de mayor consumo a nivel mundial. Varios estudios epidemiológicos mostraron efectos protectores frente a eventos cardiovasculares (infarto agudo de miocardio y enfermedad cerebrovascular) y ciertos tipos de cáncer, comenta Glejzer.

Para prevenir el cáncer de pulmón y el tumor cerebral, sugieren consumir ajo. Foto Archivo.

Para prevenir el cáncer de pulmón y el tumor cerebral, sugieren consumir ajo. Foto Archivo.

6) Ajo

Desde hace miles de años, muchas sociedades le otorgaron propiedades curativas. Y numerosos científicos se dedicaron a estudiarlo. La revista Cancer Prevention Research publicó que quienes comen ajo crudo al menos dos veces por semana tienen un 44% menos de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

La cebolla es rica en fitoquímicos. Foto Archivo.

La cebolla es rica en fitoquímicos. Foto Archivo.

7) Cebolla

La cebolla es muy rica en fitoquímicos, entre los que destaca el flavonoide quercitina. Según la nutricionista, este antioxidante tiene propiedades antiinflamatorias, antialérgicas y protectoras frente al cáncer, especialmente el de mama, de colon y de próstata.

Los cereales de grano entero se pueden sumar a un wok de verduras. Foto iStockPhotos.

Los cereales de grano entero se pueden sumar a un wok de verduras. Foto iStockPhotos.

8) Cereales integrales y fibra

La dieta diaria debe contener cereales de grano entero, especialmente el salvado de trigo. Otras opciones son la avena, el arroz integral, la cebada trigo burgol y el mijo.Todos ellos aportan fibra, que mejora la función intestinal y -según Glejzer- disminuye el tiempo de contacto de los carcinógenos con la pared intestinal. 

La lactancia protege al bebé y a la mamá. Foto: Shutterstock.

La lactancia protege al bebé y a la mamá. Foto: Shutterstock.

9) Leche materna

La nutricionista remite a diversos estudios que demostraron que la leche materna es eficaz en la destrucción de hasta 40 tipos distintos de células cancerígenas, incluidos los tumores cerebrales y de piel. De la misma manera, favorece la salud de la madre: puede reducir el riesgo de cáncer de mama.

El ácido graso omega-3 se puede obtener de las cápsulas de aceite de pescado. Foto Shutterstock.

El ácido graso omega-3 se puede obtener de las cápsulas de aceite de pescado. Foto Shutterstock.

10) Aceite de pescado

El aceite de pescado viene en cápsulas. Es una fuente de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, que son esenciales para el ser humano. Otra forma de incorporar este nutriente es con el aceite de canola, que se puede usar para condimentar ensaladas.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí