Un encuentro casual y fortuito, o el desenlace no deseado de una interacción con una mascota. Sea que un perro o gato reaccionó mal, o ante la aparición de un carpincho o un murciélago en casa, es importante saber qué hacer cuando un animal muerde a una persona.

A raíz de la creciente presencia de carpichos en Nordelta, mucho se está hablando en estas horas sobre los riesgos que la convivencia entre personas y animales puede acarrear.

«Las mordeduras que causan una herida punzante son más propensas a infectarse. Algunos animales están infectados con un virus que puede causar la rabia. La rabia es poco frecuente, pero puede ser mortal», destaca un artículo de Medline Plus, el sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos .

Qué hacer

En este sentido, la información oficial del Ministerio de Salud de la Argentina, indica cómo debe procederse si esto sucede.

«En caso de sufrir una mordedura de un animal, lavar la herida con abundante agua y jabón, no colocar alcohol ni otro desinfectante, y concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para ser evaluado por un médico», apunta.

Si un animal muerde a una persona hay que acudir a emergencias. Foto Shutterstock.

Si un animal muerde a una persona hay que acudir a emergencias. Foto Shutterstock.

El sitio estadounidense aconseja lavarse las manos con agua y jabón antes de tocar la herida, y usar guantes de látex en caso de que haya sangrado. También deben lavarse las manos luego de haber tocado la zona.

Además, recomiendan detener con un paño seco el sangrado en caso de que se produzca.

Respecto al riesgo de rabia, la cartera sanitaria argentina señala: «Cuando esté indicado, debe aplicarse la vacuna antirrábica humana lo más inmediatamente posible después de ocurrida la exposición».

Riesgos

Las heridas pueden revestir diferentes complejidades. Las situaciones que se asocian a mayores complejidades son:

✔Si hay hinchazón, enrojecimiento o pus que sale de la herida.

✔Si la mordedura es en la cabeza, la cara, el cuello, las manos o los pies.

✔Si la mordedura es profunda o grande.

✔Si se observa músculo o hueso expuesto.

✔Si el sangrado no se detiene después de algunos minutos. En caso de hemorragia grave, llamar inmediatamente a emergencias.

✔Si no se ha recibido una vacuna antitetánica en 5 años.

Síntomas

La mordedura de un animal puede causar «rupturas o cortaduras mayores en la piel, con o sin sangrado, hematomas (decoloración de la piel), lesiones por aplastamiento que pueden causar desgarros graves de tejidos y cicatrices, heridas punzantes, lesión de tendones o articulaciones causando disminución del movimiento y la función del tejido lesionado», informan en Medline Plus.

Las complicaciones en las heridas suelen estar determinadas por una infección que se propague rápidamente, o el daño a los tendones o articulaciones.

Los síntomas que deben hacer sospechar el diagnóstico de rabia en las personas son fiebre, inquietud, dificultad para tragar, dolor de cabeza, y sensación de hormigueo en el lugar de la mordedura, días después de haber sido atacado por un animal.

Lo complicado de la rabia es que, una vez que comienzan los síntomas, es una enfermedad que no tiene cura y produce la muerte, advierte sitio oficial del Ministerio.

Los que se dejan ver de día y están como atontados, podrían tener rabia. Foto Shutterstock.

Los que se dejan ver de día y están como atontados, podrían tener rabia. Foto Shutterstock.

En el caso de que las heridas sean profundas, se requerirá cerrarla con puntos de sutura.

Por eso «pueden aplicarle una vacuna antitetánica si no le han aplicado una en los últimos 5 años. Puede que también necesite tomar antibióticos. Si la infección se ha propagado, posiblemente necesitará recibir antibióticos por vía intravenosa (IV). En caso de una mordedura grave, puede necesitar cirugía para reparar el daño», informa Medline.

¿Qué indicios pueden llevar a sospechar de rabia en gatos y/o perros? Los principales signos son cambios de comportamiento, agresividad, salivación excesiva, imposibilidad de tragar o de beber, pupilas dilatadas, convulsiones, y parálisis.

En nuestro país los perros y los gatos son los principales transmisores de rabia pero también pueden serlo algunos animales silvestres como los murciélagos. Los murciélagos con rabia también tienen cambios en el comportamiento, a menudo pueden verse de día y estar caídos.

Es importante tener en cuenta que no todas las lastimaduras causan problemas, aunque siempre hay que hacerlas ver. «Una mordedura de un animal es más propensa a infectarse en personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados debido a medicamentos o enfermedades, diabetes, enfermedad vascular de arterias periféricas (arterioesclerosis o circulación deficiente)», precisa Medline.

Cómo prevenir ataques

Por último, aconsejan vacunar a perros y gatos contra la rabia, desde los 3 meses de edad y una vez por año durante toda su vida.

Para prevenir las mordeduras de animales aconsejan además enseñar a los niños a no acercarse a animales extraños, no molestarlos ni provocarlos, ni acercarse a un animal que esté actuando de forma extraña o agresiva, ya que puede tener rabia.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí