Distintos reportes daban cuenta esta noche de que fuerzas especiales de los Estados Unidos habían abatido en el norte de Siria a Abu Bakr Al Bagdadi, jefe del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

El operativo militar fue aprobado por el presidente Donald Trump quien durante las últimas horas del sábado había anunciado desde su cuenta de Twitter que “algo muy grande” estaba a punto de ocurrir. El misterio sobre ese mensaje críptico fue develado horas después, cuando diferentes informaciones hablaban sobre una misión de fuerzas especiales que terminaron con la vida del líder de ISIS.

El operativo fue realizado en el norte del devastado país, más precisamente en la provincia de Idlib, una de las áreas que el grupo terrorista había tomado como base desde su irrupción en Siria e Irak. Al Baghdadi había hecho una reaparición pública -después de cinco años- hacia fines de abril último cuando realizó un nuevo video en el que reivindicaba la lucha fundamentalista en Medio Oriente. Durante todo ese tiempo se había mantenido refugiado en secreto y muchas naciones que combatían contra su “califato” habían informado que había sido ultimado, situación que se repitió al menos dos veces.

Las fuerzas especiales del comando SEAL que participaron del operativo llegaron a la locación habitada por Al Baghdadi en helicópteros, de acuerdo a información que altos oficiales del Ejército de los Estados Unidos dieron a la revista Newsweek. Durante el raid, el jefe del grupo extremista fue abatido aunque todavía falta la confirmación oficial de la Casa Blanca. No está claro cuándo se produjo el enfrentamiento. Trump hablará a la nación en la mañana de este domingo y se espera que en esa conferencia dé más detalles de lo ocurrido.

El líder de ISIS se mostró por primera vez en cinco años en un video de propaganda de la agencia yihadista Furqan hacia el 29 de abril del corriente. En las imágenes, a Al Baghdadi puede observárselo en medio de una conversación “casual” con otros miembros del grupo, cuyos rostros están censurados. Durante 18 minutos y 22 segundos discuten la caída de Baghouz, el último enclave del Estado Islámico en Siria, sobre la guerra contra los “cruzados” y con respecto a los atentados recientes en Sri Lanka.

(Infobae)

La grabación confirmó entonces que Al Baghdadi estaba vivo, tras largos años de especulaciones sobre su vida. Ya en agosto de 2018 la organización terrorista había difundido supuestos audios de su líder, aunque ciertas dudas surgieron a partir de la aseveración por parte del régimen iraní de que había sido abatido en julio de 2017. Teherán nunca mostró imágenes al respecto ni dio mayores precisiones sobre el lugar donde ocurrió el supuesto bombardeo que terminó con su vida.

“El hecho de que Baghdadi esté en Siria sigue un patrón de cómo operaba y cómo movía entre Irak y Siria”, dijo a Newsweek un ex alto funcionario de Estados Unidos, con amplia experiencia en el Medio oriente.

Si está muerto, eso sería un tremendo golpe para ISIS, especialmente si otros líderes de alto rango fueron asesinados durante esta operación”, agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Revelaron nuevos detalles sobre la salud de Abu Bakr al Baghdadi, líder de ISIS

Del Estado Islámico de Al-Baghdadi a los “lobos solitarios” del Califato



Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí