“No pasa un día sin que te recuerde”

“Hoy tu ausencia duele más”

“Me hacés falta”

Y la lista podría seguir. Las redes sociales se convirtieron en un espacio catártico en el que muchos eligen “hablarles” a sus seres queridos que ya no están y “contarles” cuánto los extrañan. Una de las tantas formas de transitar la tristeza que provoca la pérdida y los sentimientos de pesar que suelen reaparecer en fechas especiales, como el aniversario de la muerte, cumpleaños o celebraciones en las que la ausencia se hace sentir más.

“Esos sentimientos, llamados también reacción ante los aniversarios, no necesariamente son un retroceso en el proceso del duelo, sino que demuestran que la vida de esa persona querida fue importante para vos”, sostienen un artículo elaborado por personal de la Clínica Mayo de Estados Unidos, en el que ofrecen pautas para sobrellevar la situación.

Mirá también

En primer lugar, advierten que los recuerdos pueden estar en todas partes. “Hay cosas que inevitablemente podrían recordarte a tu ser querido, como su tumba, el aniversario de su muerte, los días festivos, los cumpleaños y todo nuevo suceso que esa persona hubiera disfrutado. Incluso otra muerte o conmemoración pueden reactivar el pesar de tu propia pérdida”, señalan los especialistas.

Y añaden que los recuerdos también pueden estar vinculados a imágenes, sonidos y olores, que aparecen de forma inesperada. “Por ejemplo, podés sentir que las emociones te embargan repentinamente al pasar por el restaurante que más le gustaba a tu pareja o al escuchar la canción preferida de tu hijo”.

Mirá también

Dado que la trayectoria del duelo es impredecible, la reacción ante los aniversarios puede durar varios días, o mucho más en casos extremos. “Durante ese tiempo, posiblemente sientas las mismas emociones intensas que tuviste en el momento de la pérdida y que reacciones igual que entonces. Entre tus emociones y reacciones podrían estar las siguientes: ira, ansiedad, episodios de llanto, depresión, cansancio o falta de energía, culpa, pesar, tristeza, problemas para dormir”, precisan.

También pueden reaparecer con fuerza los sentimientos y acontecimientos vinculados a la muerte de ese ese ser querido, como por ejemplo recordar con lujo de detalles dónde estabas y qué estabas haciendo cuando falleció.

Mirá también

Consejos para sobrellevar la situación “Aunque hayan trascurrido años desde el momento en que perdiste a tu ser querido, cuando algo te recuerda su muerte, probablemente todavía sientas tristeza”, sostienen desde la Clínica Mayo, no obstante, tomar ciertas medidas puede ayudar a transitar la situación. Entre ellas, incluyen:

Preparate. Es normal tener reacciones ante el aniversario de la muerte. Saber que probablemente las vas a tener puede ayudarte a entenderlas y hasta a convertirlas en una oportunidad para recuperarte.

Planificá una distracción. Programá una reunión o visita a tus amigos u otras personas queridas para aquellos momentos en los que probablemente te sientas solo o recuerdes la muerte de tu ser querido.

Recordá tu relación. Concentrate en las cosas buenas de tu relación con esa persona querida y en los momentos que compartieron, en lugar de en su pérdida. Escribile una carta o hacé un cuaderno de notas con algunos de esos buenos recuerdos y, siempre que quieras, agregá más.

Comenzá una tradición nueva. En los cumpleaños o en los días festivos, doná a una organización solidaria en nombre de tu ser querido, o plantá un árbol en su honor.

Conectate con otras personas. Acercate a tus amigos y a otras personas queridas, incluidas las que fueron especiales para tu ser querido. Buscá a alguien que pueda ayudarte a hablar sobre tu pérdida. Mantenete en contacto con quienes siempre te sirvieron de apoyo. Considerá unirte a un grupo de apoyo para el duelo.

Permitite sentir una variedad de emociones. Es normal estar triste y sentir la pérdida, pero también permitite disfrutar y sentirte feliz. A medida que vayas celebrando algún momento especial, probablemente rías y llores al mismo tiempo.

Cuando el duelo se vuelve demasiado intenso

Aunque no exista límite de tiempo para el duelo y las reacciones ante los aniversarios puedan dejarte golpeado, la intensidad del duelo tiende a disminuir con el tiempo.

“Cuando en lugar de mejorar, el sentimiento de pesar empeora con el tiempo o interfiere con tu capacidad de desenvolverte a diario, consultá con un terapeuta del duelo u otro profesional de la salud mental. Un duelo no resuelto o complicado puede derivar en depresión u otras enfermedades y problemas de la salud mental; pero gracias a la ayuda profesional, podrás recuperar el control y la dirección de tu vida para volver al camino de la recuperación”, concluyen los especialistas.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí