Al menos siete persones murieron el viernes en un ataque en un seminario islámico ubicado en un campamento de refugiados rohinyás en la frontera entre Bangladés y Birmania, informó la policía.

Los atacantes dispararon y apuñalaron a las víctimas, según dijo un jefe de la policía regional.

Estos ataques se producen en medio de crecientes tensiones tras el asesinato de un líder de esta minoría musulmana en un campamento, hace tres semanas.

Cuatro personas murieron de inmediato en el ataque de este viernes y otras tres, en el hospital del campamento Balukhali. La policía indicó que no sabía cuántos heridos dejó el asalto.

«Arrestamos a un atacante inmediatamente después del incidente», declaró a la prensa Shihab Kaisar Khan, jefe regional de un batallón de la policía.

El hombre fue hallado con una pistola, seis cargas de munición y un cuchillo, añadió.

Muchos activistas rohinyás decidieron esconderse desde que el defensor de los derechos de esta minoría Mohib Ullah fuera asesinado el pasado 29 de septiembre por atacantes desconocidos.

Algunos activistas imputaron el crimen al Ejército de Salvación Rohinyá Arakan (ARSA, por sus siglas en inglés). ARSA es el grupo que organizó los ataques contra las fuerzas de seguridad en Birmania en 2017, que dieron lugar a una intervención militar y al éxodo masivo de 740.000 rohinyás a Bangladés.

El ARSA, no obstante, rechaza estas acusaciones.

En este contexto, los habitantes de los campamentos aseguran que «la sensación de miedo» se ha incrementado, en tanto la policía afirmó que había reforzado la seguridad.

str-sam/tw/jah/es/dbh/jvb/es

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí