Shutterstock
(Crédito: Shutterstock)

El 2020 fue un año distinto no solo para el mundo, sino también para el clima, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero registraron una fuerte caída. Según informes de la ONU, el confinamiento habría generado una disminución de las emisiones de dióxido de carbono del 7% anual. Ahora bien, los expertos señalan que pese a que dichos números son alentadores, las cifras podrían ascender si no se llevan a cabo estrategias sostenibles de cara al futuro.

“La crisis de la COVID-19 solo ha desencadenado la disminución a corto plazo de las emisiones mundiales y no supondrá una contribución de peso a la reducción de las emisiones para el 2030 a menos que los países aspiren a una recuperación económica que incluya una descarbonización enérgica”, alerta el organismo mundial en su boletín.

Entendiendo dicha problemática, la empresa Movistar desarrolló su nueva iniciativa “Single Ran”, la cual tiene como objetivo el uso más eficiente de la energía eléctrica -gracias a nuevas tecnologías- y una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, propias del funcionamiento de equipos de climatización.

“Single Ran es un proceso de modernización donde, en lugar de agregar equipamiento adicional al existente, para brindar o aumentar el servicio de -internet- 4G, reemplazamos por equipos nuevos y más eficientes, que soportan el encendido de múltiples tecnologías: 2G, 3G y 4G. Esto simplifica la operación y reduce el equipamiento en nuestras radiobases, sin dejar de brindar el servicio a aquellos clientes que todavía no operan en 4G”, explican los expertos de la compañía.

Shutterstock
(Crédito: Shutterstock)

Por otro lado, al instalar el equipamiento en cabinas sin sistema de aire acondicionado, esto permite tomar una segunda acción de eficiencia: prescindir de los grandes contenedores (containers o shelters) y lograr el apagado de los aires acondicionados

En la Argentina, la empresa ha logrado establecer más de 1600 sitios modernizados. Asimismo, durante el 2020, Movistar llevó a cabo el proceso de refarming, el cual reutiliza una porción del espectro asignado, modificando la tecnología utilizada (por ejemplo, 2G) a una nueva tecnología (por ejemplo, 3G). De esta forma, no solo se procede a un uso más eficiente de la energía y el espacio, sino también a una mayor eficiencia en el servicio, como consecuencia de una mayor capacidad.

“También, hicimos un estudio del comportamiento del tráfico de datos, lo que nos permitió apagar por completo una selección de radiobases ubicadas en los postes de la costa durante temporada baja, sin afectar el servicio en la zona”, destacan los especialistas de Movistar.

Como consecuencia, la iniciativa de la empresa arrojó para final del 2020 un ahorro aproximado de energía de 5.2 GWh/año, lo que equivale a 860 hogares promedio argentinos. Asimismo, logró evitar casi 2 mil toneladas de dióxido de carbono.

La contribución con el cambio climático, una menor emisión de gases de efecto invernadero y un uso eficiente de la energía sin dudas colaborarán con la disminución del impacto en el medio ambiente. Sin embargo, la cooperación de la comunidad también resulta fundamental, para que junto a empresas y organismos estatales, se profundicen tendencias que se orienten al cuidado del planeta.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí