(Reuters)
(Reuters)

Tal como se esperaba, este jueves por la tarde, pasadas las 17.30, hora local, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia dio por ganador de las elecciones al presidente Evo Morales en primera vuelta.

El anuncio tiene lugar tras cuatro días de un sospechado escrutinio, que recibió varias denuncias de fraude tanto de la oposición como de varios países.

Con el 99,81% de las mesas escrutadas, el mandatario obtenía el 47,06% de los votos, frente al 36,52% de Carlos Mesa.

Horas antes, y pese a no haber finalizado el escrutinio, durante la semana Evo Morales había asegurado que ganaría en primera vuelta.

Mesa, por su parte, denunció un “fraude escandaloso”, por lo que reunió a dirigente políticos y sociales, y llamó a movilizarse por el balotaje.

Ante este panorama, que incluyó violentas protestas contra el Tribunal, tanto la Organización de Estados Americanos (OEA) como la Unión Europea (UE) sugirieron que se debía convocar a una segunda vuelta.

En desarrollo

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí