A más de 75 días del inicio de la cuarentena por la pandemia de coronavirus​, el trabajo dentro de casa se convirtió en parte de la famosa nueva normalidad. La transformación de nuestros espacios incluye la utilización de elementos del hogar como mesas, sillas e iluminación que no suelen ser los ideales. ¿El resultado? Malas posturas que provocan dolores como resultado de pasar largas horas sentados en sillas no adecuadas y al sedentarismo que puede verse favorecido en condiciones de aislamiento. 

“Una buena postura consiste en la alineación simétrica del cuerpo en torno al eje de gravedad, que es la columna vertebral, manteniendo la cabeza erguida, la pelvis centrada y las extremidades ubicadas de tal manera que el peso del cuerpo se reparta equitativamente”, explica el licenciado en Kinesiología especialista en deporte y docente de la Universidad ISALUD, Gonzalo Pardo.

Las condiciones que permitan aspirar a eso no están dadas en la mayoría de los hogares que se transformaron también en espacio de trabajo para muchos desde el inicio de la cuarentena. Así, las malas posturas producen molestias que de no ser tratadas a tiempo pueden empeorar y requerir atención profesional.

Mirá también

Las afecciones más frecuentes por malos hábitos producto del sedentarismo y malas posturas son dolor lumbar (que puede aparecer cuando la persona permanece mucho tiempo sentada o bien cuando está mucho tiempo de pie, o al cargar algo muy pesado), molestias en la zona central de la espalda (cuando la persona se sienta con una actitud cifótica exacerbada, con los hombros en extrema antepulsión (proyectados hacia adelante); afecciones en cuello y parte superior de los hombros (pueden acontecer por descarga excesiva sobre las articulaciones de las últimas vértebras cervicales y se relacionan con contracturas lo suficientemente molestas para alterar nuestras funciones), enumera Pardo.

Prestar atención a los movimientos y a la necesidad de adquirir buenos hábitos posturales no es un tema menor, ya que tiene impacto en la calidad de vida y en la salud. Una buena postura mejora  la función respiratoria, la capacidad pulmonar y la circulación; previene el cansancio, la fatiga crónica, lesiones y dolores musculare; promueve el buen estado de ánimo y genera armonía en el organismo, destaca.

Mirá también

El kinesiólogo ofrece una serie de consejos que pueden ser útiles para lograr una buena postura que redunde en esos beneficios:

✔Sentarse sobre los isquiones, sin tensión lumbar, con la espalda apoyada y los pies sobre una plataforma.

✔Evitar cruzar las piernas y apoyar ambos antebrazos sobre la mesa para relajar los hombros.

✔Durante el horario de trabajo, ubicar la pantalla a la altura de los ojos.

✔Realizar regularmente pausas activas.

✔Utilizar un calzado cómodo.

✔Al recostarse, es aconsejable hacerlo en posición fetal.

Postura ideal frente a la notebook

Pero en el marco de la cuarentena no todos profundizaron o cayeron en el sedentarismo. Están también aquellos que acostumbrados a tener un ritmo de entrenamiento alto, pese a verse imposibilitados de hacerlo en un ambiente adecuado y con los elementos y supervisión correspondientes, continúan ejercitándose diariamente y de manera extrema, lo que eleva el riesgo de sufrir lesiones.

Mirá también

«Aquellas lesiones que se producen con gran frecuencia son las que se vinculan a importantes articulaciones como la rodilla y el tobillo, siendo constantes los esguinces, rupturas meniscales y, en menor medida, las ligamentarias por realizar bruscos pivoteos o correr en lugares con poco espacio. Las lesiones tendinosas y musculares (sobrecargas o rupturas fibrilares) pueden acontecer por trabajo excéntrico excesivo, no supervisado y con frenado constante y repentino», advirtió Pardo.

Por eso, es clave recordar siempre que la OMS recomienda la realización de alguna actividad física, de al menos 150 minutos semanales para la población adulta y una hora diaria en el caso del grupo adolescente, que sea adecuada a la rutina que cada individuo llevaba antes de la pandemia y con la constante supervisión profesional, ya sea al momento de realizar la actividad o en el caso de presentar alguna molestia.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí