Juan Schiaretti y Alberto Fernández en la misa
Juan Schiaretti y Alberto Fernández en la misa

Hace casi diez años que el gobernador cordobés Juan Schiaretti dejó de participar formalmente del PJ nacional. Eran tiempos de Néstor Kirchner como presidente del partido y ya estaba marcada la distancia con la estrategia política del santacruceño. De la mano de José Manuel de la Sota, desde entonces la rivalidad con el kirchnerismo no se había zanjado. El camino de deshielo que arrancó con la candidatura presidencial de Alberto Fernández en 2019 tendrá un hito hoy a las 10, en el microestadio de Ferro, cuando los delegados del PJ cordobés regresen al órgano electoral del justicialismo para consensuar una lista de unidad.

Schiaretti, que no estará en Ferro pero sí asistirán los suyos, no será el único retornado. Los congresales del PJ de Salta también asistirán al cónclave convocado por el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja. Los salteños hace años que no participaban por decisión del ex gobernador Juan Manuel Urtubey, otro de los dirigentes que rompieron con el kirchnerismo en pos de su fallido sueño presidencial. Ahora encabeza la provincia Gustavo Sáenz, quien en 2015 compartió la fórmula presidencial de Sergio Massa y presentó lista propia en los comicios provinciales del año pasado.

En la conducción del justicialismo interpretan la decisión de las seccionales de Córdoba y Salta como un gesto de acercamiento al gobierno de Alberto Fernández. Era con todos. “Va a estar todo el peronismo, por suerte», confirmó ayer el titular del PJ, José Luis Gioja.

Córdoba cuenta con unos 84 congresales nacionales, divididos entre los sectores internos que responden al gobernador Schiaretti; al espacio del ‘delasotismo’; al senador nacional Carlos Caserio y los afines al kirchnerismo. Durante la campaña, Alberto Fernández fue varias veces a Córdoba como mensaje de distención -el kirchnerismo llegó a bajar sus listas en las elecciones locales a gobernador-, pero nada quebró la resistencia de Schiaretti a competir por su lado. Finalizado el proceso electoral, ya con nuevo mandatario presidencial electo, el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro quedó encargado de reconstruir el vínculo con Schiaretti.

«Es muy importante que Schiaretti mande a los congresales al PJ”, señaló hoy el senador Caserio en diálogo con El Destape Radio. “Nosotros desde el primer momento apoyamos al gobierno de Alberto y ahora sorpresivamente Schiaretti decide mandarlos. Me parece muy positivo”, agregó.

El legislador Oscar González encabezará una comitiva de 40 peronistas que reportan al Centro Cívico del gobernador cordobés. A estos hay que sumarles los que están en el espacio de Caserio. Según el diario La Voz del Interior, el senador nacional aliado del Frente de Todos se reunirá con “Wado” de Pedro.

José Luis Gioja, en el centro, junto a otros referentes del PJ en una reunión partidaria. (Télam)
José Luis Gioja, en el centro, junto a otros referentes del PJ en una reunión partidaria. (Télam)

Por el lado de Salta, Juan Manuel Urtubey continúa formalmente siendo el presidente del PJ local pero se tomó una licencia. Embarcado en 2019 en la pelea presidencia, el ex mandatario había dado “libertad de acción” a las distintas facciones peronistas que compitieron por las elecciones de por la gobernación. Pero en noviembre pasado, con los resultados electorales definidos, el propio Urtubey fue parte del llamado a que el peronismo salteño se integre al PJ nacional. Ahora, la conducción del partido local está a cargo del diputado nacional Pablo Kosiner y el justicialismo salteño está en una etapa de reorganización.

El congreso de este jueves tendrá un rol formal, para avanzar en los pasos legales en torno a los requisitos para la conformación de listas, la constitución de una Junta Electoral y el llamado a elecciones que se realizarán el próximo 4 de mayo. Gioja quiere continuar al frente del órgano partidario pero el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, le disputa su liderazgo interno. En la Casa Rosada reclaman que no haya competencia y divisiones.

“Estamos trabajando en una lista de unidad para la conducción del partido. Hacer una mesa de consenso para acompañar con mucha fuerza al gobierno nacional”, consideró Gioja ayer en el diálogo con El Destape Radio. “Yo estoy al servicio de la unidad, para estar donde uno haga falta, sin poner condiciones”, aseguró.

Sobre su postulación, Capitanich planteó que «no es tiempo de peleas intestinas, ni de entretenernos con disputas palaciegas ni tampoco es posible propiciar elecciones para dirimir disputas de cargos partidarios en estas circunstancias objetivas del país”.

«Todos tenemos que enfocarnos en la construcción de un amplio consenso para apoyar al gobierno en la multiplicidad de objetivos, metas y acciones que son imprescindibles realizar en el corto plazo para lograr estabilidad cambiaria como base de la estabilidad macroeconómica que es el soporte ineludible de la recuperación de la economía argentina para generar más producción, más empleo y más exportaciones”, cerró en diálogo con la agencia Télam.

La fecha límite para resolver la pulseada partidaria y incorpore a todos los sectores del peronismo, como los sindicalistas, los gobernadores, los intendentes y el kirchnerismo, será el 30 de marzo. En esa ingeniería no estará incluido el Frente Renovador de Sergio Massa, ya que ese sector manifestó que continuará con su propio partido, pero seguirá dentro de la alianza del Frente de Todos.

Jorge Capitanich junto al presidente Alberto Fernández. (Instagram @alferdezok)
Jorge Capitanich junto al presidente Alberto Fernández. (Instagram @alferdezok)

Seguí leyendo:

Con el camino allanado para una lista de unidad, el PJ avanza en el proceso de renovación de autoridades

El Gobierno oficializó los cambios en la Ley de Inteligencia y limitan las funciones de los espías

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí