Turquía acusó este domingo al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) de la ejecución de 13 de sus ciudadanos que mantenía en cautiverio en el norte de Irak, donde Ankara realiza una operación militar contra los rebeldes kurdos.

De acuerdo al ministro de Defensa, Hulusi Akar, soldados turcos descubrieron 13 cadáveres en una gruta tomada tras violentos enfrentamientos contra integrantes del PKK, grupo calificado como «terrorista» por Ankara y sus aliados occidentales.

«De acuerdo a las primeras pruebas que tenemos, uno de nuestros conciudadanos fue asesinado de un balazo en un hombro y los otros 12 recibieron disparos en la cabeza», indicó Akar.

El ministro no brindó más detalles sobre las víctimas, no obstante, el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, afirmó que se trataba de civiles.

Los cuerpos fueron encontrados en la región de Gara, donde el ejército turco lleva desde el miércoles un operativo contra el PKK como parte de una mayor ofensiva denominada «Garra del Águila».

El PKK confirmó la muerte de estos prisioneros este domingo, aunque aseguró que eran miembros de las fuerzas de seguridad turcas y fueron abatidos por un bombardeo de Ankara en el lugar.

gkg-mjg/lch/age/mb

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí