U.S. President Donald Trump speaks during a news briefing on the administration's response to the coronavirus at the White House in Washington, U.S., March 15, 2020.      REUTERS/Joshua Roberts
U.S. President Donald Trump speaks during a news briefing on the administration’s response to the coronavirus at the White House in Washington, U.S., March 15, 2020. REUTERS/Joshua Roberts (JOSHUA ROBERTS/)

“Me sorprendieron las buena noticias de la Fed, no las esperaba un domingo», aseguró esperanzado el presidente norteamericano en la conferencia de prensa de la Casa Blanca para anunciar los avances en el combate contra el coronavirus.

el presidente de EEUUdijo estar “muy feliz” con la decisión de la Reserva Federal (Fed) de bajar un punto los tipos de interés y se mostró optimista sobre una buena reacción en los mercados bursátiles, que experimentaron duras pérdidas en los últimos días.«Estoy muy feliz, lo tengo que decir, estoy muy feliz (…) Creo que la gente de los mercados tiene que estar encantada. Somos el país del mundo más fuerte financieramente y en otras cosas también», manifestó el mandatario en una rueda de prensa en la Casa Blanca, apenas unos minutos después del anuncio de la Fed

Instantes aantes de su intervención, la Reserva Federal anunció que decidió recortar los tipos de interés de referencia para dejarlos en la horquilla de entre el 0 % y el 0,25 %, con el fin de impulsar la actividad económica y combatir los efectos perjudiciales de la expansión del coronavirus en la economía mundial.”La Reserva Federal está preparada para usar todas sus herramientas para apoyar el flujo de crédito a los hogares y las empresas», dijo la institución en un comunicado.

Nueva York, el principal foco de EEUU

Según datos de los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), se han registrado en todo el país más de 3.000 casos y 62 personas han fallecido, la mayoría en el estado de Washington.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó este domingo de que ese estado se ha convertido en el foco principal de coronavirus en el país, con 729 casos positivos registrados y tres muertes relacionadas, y llamó al Gobierno federal a tomar medidas para aumentar la capacidad de sus hospitales porque, según advirtió, el 80 % de las 3.000 camas adaptadas para cuidados intensivos están ya ocupadas.

Cuomo explicó en una rueda de prensa retransmitida por internet que las cifras ascendentes de Nueva York son fruto de los mayores medios para hacer pruebas y que, de los 729 casos positivos, hay 137 personas hospitalizadas, de las cuales 65 están en cuidados intensivos (UCI) y de ellas, 46 entubadas.

“Debemos ralentizar la propagación del virus a un ritmo que el sistema sanitario pueda gestionar. No podemos impedir que la gente se infecte”, declaró el gobernador, que no descartó reevaluar al alza las imposiciones de reducción de densidad de población que ya están en marcha en Nueva York, como impedir reuniones de más de 500 personas, pero no consideró necesario “cerrarlo todo”, como sí han pedido cargos locales de la Gran Manzana.

“Si (los negocios) no aplican la ley, o si los números siguen creciendo a este ritmo, me pondré más agresivo con las regulaciones obligatorias. Hoy les he pedido que voluntariamente cierren sus puertas, cierre su restaurante, cierre su gimnasio”, agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Reacción al impacto económico del brote: la Reserva Federal lleva las tasas de interés a cero

En 2015, un científico anticipó exactamente lo que sucede ahora con el coronavirus

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí