El pasado jueves en horas del mediodía un vecino de calle 14 y 55 informó al dueño de un predio que está en proceso de subdivisión que se estaba instalando una persona de manera ilegítima. Puesto en conocimiento del evento, “se puso rápidamente en marcha el protocolo municipal contra las usurpaciones y en el lugar se hicieron presentes representantes de la Dirección de Tierras, de la Secretaría de Seguridad conjuntamente con personal policial”, informaron fuentes oficiales. Tras un diálogo de cerca de una hora con una persona de 33 años que había montado una precaria casilla con chapas y se disponía a cavar cimientos; el joven desistió y tomó la decisión de abandonar el lugar. “El representante del propietario del predio se quedó satisfecho con el rápido proceder tanto de la justicia como de personal policial y coordinó con el joven que le daba un tiempo prudencial para que retire los elementos”, agregaron las fuentes consultadas. Horas después, aseguran, el joven cargó las chapas y los elementos en un vehículo y se fue pacíficamente. Pero detectaron que intentó hacer la misma operación en calle 26 bis y 57. Alertada las fuerzas policiales sobre el movimiento se hicieron presentes y esta vez no había siquiera alcanzado a montar la casilla de chapas. “Es muy importante que los vecinos informen este tipo de cosas. De esta manera se puede actuar rápidamente y evitar el asentamiento”, explicó la directora de tierras Valeria Ilarraz. Por su parte el subsecretario de Seguridad, Gonzalo Anselmo, destacó la rápida intervención policial y que el joven “después de entender las consecuencias penales y administrativas que tendría si persistía en esa actitud, desistió”.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí